Verified fan, el servicio de ticketmaster para evitar la reventa de entradas

Verified fan, el servicio de ticketmaster para evitar la reventa de entradas

La plataforma pide a los consumidores que van adquirir una entrada para un concierto proporcionar información personal, como el número de teléfono, correo electrónico e identificadores sociales. Verified Fan evalúa si el comprador es una persona real realizando una búsqueda en publicaciones sociales, historial de compra de entradas… y una vez que se ha verificado positivamente se realiza la transacción.

El objetivo es evitar la reventa de entradas en el mercado secundario, una situación que se ha convertido en un problema de primera magnitud para artistas, discográficas y seguidores. Especuladores y bots hacen compras masivas de entradas para conciertos que venden después a precios muy por encima del precio de salida.

Este sistema se probó para la venta de entradas en conciertos de artistas como Harry Styles, Taylor Swift o Bruce Springsteen entre otros. La compañía afirma que para el concierto de Springsteen menos del 3% de las entradas disponible habían terminado en el mercado secundario, cuando las cifras que se barajan normalmente alcanza el 50% de entradas que habrían terminado en el mercado secundario. Algunas empresas de promoción que han realizado la venta de entradas a través del servicio Verified Fan de Ticketmaster, hablan de una tasa de éxito de 90% en la prevención de entradas compradas por bots o especuladores. Esto permite a las compañías conocer la demanda real de los fans.

El negocio de la música en vivo crece cada año, el desafío al que se enfrentan muchas compañías es ser más transparentes y tener un dialogo más directo con los consumidores. Soluciones como Verified Fan, que permiten a los fans acceder a las entradas al precio de salida, combatiendo el mercado de reventa de entradas son esenciales. Esto permite que los consumidores puedan adquirir entradas a precios razonables, por lo que una mayor parte de la sociedad podrá acceder a estos eventos, y permite que la industria musical crezca.